viernes, 23 de diciembre de 2011

1400 y pico....

Pues eso, milcuatrocienteas y pico visitas...y y me muero de curiosidad de saber quienes sois. Pero me encanta este misterio.
Pues para todos os deseo lo mejor para esto días.
Un beso fuerte.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Lucas...el de las pelucas...

Me encanta esa frase, la dice mi hijo cuando un amiguito suyo que se llama Lucas le fastidia (o eso dice mi hijo). El caso es que quería hablar de pelucas o de pelos...y no es una frivolidad.
El caso es que hay distintas variables a considerar:
1º. El pasado: yo sieeeeempreeeee llevé el pelo laaaargiiiisimo (para mí fue eterno, el pelo y el tiempo que lo llevé), siempre recogido en dos trenzas (o coletas...por eso lo de la "tonta de las coletas"). Mis trenzas eran parte de mi distintivo en el colegio, "Rocío...la de las trenzas", "si, sí...me acuerdo de tí y de tus trenzas...". Llegué a llevar trenzas hasta en la carrera (bueno, solo un año). Formaban parte de mi personalidad.
2º. La Familia: mi madre llevó el pelo largo, mi hermana llevó el pelo largo...
3º "Los hombres: es un estereotipo que día a día compruebo que tiene mucho de cierto. A ellos les gustan las chicas con pelo largo y suelto.


Pero......he aquí que "esa no era yo". A mi me encanta el pelo corto, liso, rizado, azul, amarillo, negro o gris, de punta o con gomina.... Me encanta el aspecto despeinado con el pelo corto. Para mí es el pelo corto el que muestra la verdadera personalidad de quien lo lleva. permite infinidad de cambios, según te sienta en una época u otra. Igual que la ropa, lo cambias según estés. Da igual la edad que tengas. Me encanta las mujeres de más edad...que yo, con el pelo con puntas hacia arriba, que se lo tiñes de azul o de rubio o de lo que les da la gana.
Con el pelo corto se te ven más los ojos y las intenciones. No hay posibilidad de esconderse tras una laaaarggggaaaaa melena.

Además, para mí es algo muy visceral. Me dan "como ataques", me lo tengo que cortar "YA".  Me pregunto qué  estaré cortando en realidad ?

¿Os he contado que ayer fui a la peluquería?

lunes, 19 de diciembre de 2011

Hakuna Matata.

He terminado un curso de Reanimación Cardiopulmonar Avanzada, es decir, un curso donde se nos entrena para saber actuar cuando nos encontramos ante un niño muy grave. Nos enseñan a "intentar resucitarlo". El curso empezaba con una clase sobre la prevención de accidentes (la causa más frecuente de fallecimiento en niños), ya sean domésticos o de coche, y no solo nombraron toooodooooos aquellos que yo me imagino tooooodos los días, sino otros muchos más que todavía no me había imaginado y que ahora tengo en mi cabeza (espaditas de cliks de famobil, mangos de sartenes, coches en los cruces, enredo de cables tras el árbol de navidad, las alas de los angelitos, el sacapuntas....)
Ahhhhhhhhhh¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡, a pesar de ¨tener la sabiduría de la resucitación, nos chafaron diciendo que el porcentajes de éxitos era muy bajo.
El caso es que, derrepente, estos días, nada importa. He comenzado a tener cierto interés en llenar la casa de regalos (otra vez) por Reyes Magos. No me importa que mis padres regalen y adoren y adoren y regalen a mis hijos (bueno....). Pienso en el futuro y lo veo leeeejoooooooossssss. No me importa el pasado. En el hospital "hoy me siento ZEN". No necesitaba desahogarme en el blog.
A lo mejor fue el curso, a lo mejor fue la noche después del curso.....

sábado, 17 de diciembre de 2011

De parte de Javi.

Queridos amigos de mi mami: soy Javi y hoy es mi cumpleDOSañitos.. Hemos comido arroz a banda, mis abus me han regalado un cuento y un puzzle y estoy muy contento porque han venido de Madrid a verme y a jugar. Mis hermanos también me han regalado y puzzle y un cuento, menos mal que no eran iguales. He soplado velas en un bizcocho de limón que hizo ayer mi mama mientras dormía ( mientras dormía yo, claro). Y después me he ido a dormir la siesta. Así que día guay. Muchos besos a todos.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Hoy he soñado que...

Hoy he soñado que me enfadaba, que me enfadaba muchísimo. En el sueño era con dos compañeras del colegio y el motivo no me acuerdo, pero el enfado era infinito. Había perdido por completo los papeles, tanto que me he tenido que disculpar, en sueños. Y, claro, una no puede abstraerse de sus creencias y no puedo dejar pasar esta oportunidad para pensar ¿porqué tanto enfado?, ¿porqué en sueños?. ¿Estoy enfada con la dieta?( fatan sólo 8 días para pasar de fase), ¿con los compañeros/as del trabajo?, ¿con Luis?, ¿con todos un poco?, ¿es por tener 40?, ¿es por tener amigos postizos?, ¿es por no ver a los verdaderos?...
Ha sido como si una compuerta se abriera un poquito...
A ver qué sueño hoy.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Violencia pasiva

La odio, es como la guerra fría, no hay agresión evidente, no hay gritos, no hay golpes. A lo mejor la odio porque no me manejo con ella. Me llena de rabia y de impaciencia. Me llena de culpabilidad. Se me hace eterna.
El enfado produce mucha energía (por lo menos a mi me pasa) y destilarla gota a gota es mucho más desasgastante que un buen grito. Pero lo peor es la culpabilidad que me produce, qué habré hecho mal?, qué le habrá molestado?, y me vienen a la memoria cosas por las que podrían guardarme rencor.
Como soy así de narcisa, siempre creo que es por mi culpa, ( por tu culpa, culpita yo tengo, negro negrito mi corazón).
La viví en mi casa, la vivo en el trabajo y a veces con los míos también.
Seré "malgeniosa", tendré un pronto fácil, pero se me pasa enseguida.
El enfado eterno o la indiferencia o el "no me pasa nada" me deja hecha polvo. Apunta a mi inseguridad, a mis fantasmas, y eso no se hace.
Y si alguna vez hago mis pinitos en esto de la "bella y digna indiferencia", sacudidme y despertadme.
Ya sabéis la canción....!!!!gritaaaaaa!!!!

miércoles, 7 de diciembre de 2011

cumplir 40



El viernes es mi cumpleaños, cumplo cuarenta, seré cuarentañera (ya sé que es un eufemismo de "cuarentona", pero suena más bonito).
Cuando pienso en mis padres en la época en que eran "papá y mamá", los pienso con 40 años, siempre están así en mi memoria. Personas "adultasyresponsablesquepaganahaciendaporseparado" (que diría mi madre). Es una edad infinita.
Hace unos años coincidí en un grupo con mujeres de distintas edades, treinta, cuarenta, cincuenta y sesenta...fue estupendo. Descubrí que las de 50 y 60 tenían más energía y ganas de vivir que las más jóvenes, y eso se les notaba en la cara. No sé porqué milagro parecían tener eterna juventud...y eso me animó mucho.
Comienzo a entender a las que dicen que vienen los mejores años de mi vida, aunque suene a autoconsuelo. Lo que más valoro para ello es la sabiduría que da el pasar de los años unido a la ingenuidad y capacidad de sorprenderme (que creo que como es algo genético, me seguirá dando ese aire de "inocentona" que a veces tengo).
Dejo atrás, aaaañññññoooooossss de estar estudiando y examinándome, aaaaaññññossss de "me gusta o no le gusto o poruqé no me mira", aaaaññññooooossss de depender de la opinión de mis hermanos, de sentirme gorda, de no tener gustos propios. También años de conocer gente y de hablar, hablar mucho, conversar e intentar entender. Es eso, intentar entender, eso es el motor de seguir. Intentar entender e intentar sentir. sentir más.
Ahora, y porqué no presumir, tengo chico y tres niños estupendos, trabajo en lo que me gusta y aún me lío con cosas nuevas. Conozco a más gente. Vuelvo a mis antiguos amigos. Me reencuentro con mi familia sin ser "tatapatata" o "la tonta de las coletas" (¿no?).
Cumplo 40, y los de 40-50 me comienzan a parecer muy interesantes.
Cumplo 40 y me fijo en las actrices de más edad y me digo que ¿y porqué yo no?.
Cumplo 40 y tengo muchas ganas de viajar, ver crecer a mis hijos y poder seguir queriendo entender y sentir.
Espero llegar a sí a los 41, 42,....50, 60, 70.... Y si no puede ser..."que me quiten lo bailao".

jueves, 1 de diciembre de 2011

No me sueltes la mano, que el viaje es infinito...

No me dejes de cuidar porque me envalo y no sé pararme,
sígueme diciendo cosas bonitas porque aunque gruña, me encanta oirlas y recordarlas,
enfádate conmigo cuando me creo la Reina de la casa y os avasallo a todos,
ten paciencia cuando el sueño vence a la pasión y me duermo por las esquinas,
recuérdame qué es lo importante cuando me pierdo en mil detalles postergables,
enséñame a disfrutar de un desayuno en la playa o de una mañana con la play,
sigue mejorando en la cocina....me encanta ,
no te tiñas nunca las canas porque te sientan fenomenal,
sigue deseando viajar lejos, los dos solos...que yo me apunto,
sigue haciéndome reir y charla conmigo todos los días,
sigue disfrutando tando de goles, castillos, cuentos, clicks, tazos y gormitis,
sigue creyendo en la Navidad pese a los trolls que intentan boicotearla,
sigue siendo el chico del metro....
Te quiero mucho.

¿y donde se aprende eso?

Hay una parte muy importante en el aprender a vivir que yo me salté, o es que en mi colegio no se daba, o es que ese día yo estaba enferma....que sé yo, el caso es que me admira tanto como la gente lo hace con total soltura y sin suponerles esfuerzo.
Estoy hablando del carisma, del "porque yo lo valgo", del derrochar señorío, de la seguridad de que haga lo que haga será bien recibido....Hay gente que tiene ese poder innato. Yo me acostumbré a darle mil vueltas a las cosas, a sopesar cada reacción que provocaban mis movimientos y actuar en consecuencia. Yo creía (narcisa de mí) que los demás actuaban según yo me comportaba, y que yo no podía vivir sin tener su aprobación.
Peroooooooo, qué gran sorpresa cuando conocí gente que no hacía eso. Qué se ponía el mundo por montera y a quien le guste vale y a quien no pues también. Gente que no pide perdón por ser cómo es y que además van marcando estilo. Hay personas que se quieren lo suficiente como para no depender de los demás. Se equivoquen o no. Además, no les importa demasiado equivocarse.
Así que... ¿qué pasa si no les gusto?....pues que para chula yo y para guapa mi hermana gemela..