lunes, 17 de diciembre de 2012

Tres años

Tres años y todavía se te queda pequeño tu cuerpo para la cantidad de cosas que quieres hacer, experimentar, tocar, jugar, probar. Casi un metro de altura no es suficiente para alcanzar todo aquello que te propones. Se te salen las ganas y las energías por las orejas, la boca, los ojos. Ojos tan vivos y oscuros que se llenan de todo y de más. Y, otra vez, Javi que todavía no puedes, Javi cuando seas más mayor. Se te queda pequeña la casa y el parque y la clase. Qué bien te sentó caminar y hablar y cuanto lo aprovechas. Es difícil estar a la altura de tantas ganas de vivir, pero como nos arrastras sin miramientos no importa. Experimentar todos los estados de ánimo en unos minutos y volver a sonreír. Se te veía desde que naciste, la cuna era pequeña para ti. Y este pequeño mago explosivo y seductor nos tiene completamente enamorados. Estamos perdidos. Pero él no. Un besazo enorme.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Cosas que se me ocurren.

O asociación libre de ideas, lo llaman. Se trata de hacer terapia todo el rato, cuando pienso, y como no paro de pensar, no paro de asociar, de ir de un tema a otro, de reflexionar y volver a asociar. Leo cosas que escriben mis amigos y pienso porqué hubiera escrito yo eso, y me confundo y hago simbiosis y tengo una personalidad más, la de esa amiga. Pienso que piensa como yo. Y lo que le queda por pasar y pensar. Pero, ¿y si ella le da un giro inesperado y explora caminos que yo no he tomado?, ¿y si le sale bien?, y si es capaz de....bueno, de lo que sea capaz. Veo tantas posibilidades en tanta gente, ver la virtualidad sana le dicen. Bueno, no en tanta gente, pero si muchas posibilidades en alguna gente, en algunas amigas en concreto. Y, claro, como hago simbiosis, las veo en mí. Yo, que nunca me iba a comprar unas botas altas o ir pintada a trabajar. Yo, que nunca pensé en disociarme y tener una personalidad secreta y clandestina con la que jugar y no pensar. Qué raro es, de repente soy yo, madre, maruja, controladora y organizadora, y al momento, soy...... Y vuelvo a pensar, no me da tiempo a sacar todo el partido de mis múltiples personalidades, no puedo ser la maruja ideal, tengo la casa un poco hecha un asco y quiero pintar el salón y no me da tiempo a ser la mamá que sabe hacer lentejas y contar cuentos y dar besitos en las tiritas, sobretodo porque no sé cocinar, y no me da tiempo a ser la pediatra estudiosa y concienzuda lectora de artículos y asistente a muchos cursos, voy y vuelvo a Madrid en 24 horas para poder llevar a los niños a la piscina y hacer una guardia. Recuerdo la canción de Sabina, "la del pirata cojo" (que le encanta a Roberto), la de todas las vidas que le gustaría, que me gustaría vivir...y volver a ser residente, o poder irme a Londres o a Boston para aprender y trabajar y olvidar, o cambiarme de país, o ser novia eterna, o ser psicópata y no neurótica, y somatizar y desmayarme y paralizarme y que me hagan pruebas. O ser vendedora de Zara, o tener una mercería llena de cajas con botones o dependienta en una tienda de novias o ministra en Bruselas o... (otra vez los put... puntos supensivos).

lunes, 5 de noviembre de 2012

10 años.

Guille cumple 10 años. Impresionante, ese "mico" enfadado que nació a la 1 de la madrugada en un hospital malagueño, cumple 10 años el 7 de noviembre. Tan serio, fue un bebé de costumbres, teta cada 3 horas, biberón con o sin cereales sin rechistar, todas las siestas, todos los purés,...eran asuntos importantes parecía decir con el ceño fruncido. Alumno modelo en la guardería, con su osito Rodar inseparable. Decidió dejar el chupete el primer día que hizo caca en el Wc, así es él, ya soy mayor luego ya no necesito chupete...y a otra cosa. Como el día que nos preguntó si los reyes eran los padres, dijo que "mejor", y...a otra cosa, sin dramas, sin tragedias. Y comenzó a crecer y a ensanchar de mente y cuerpo, ayudado por guardería, colegio y dos hermanos que no le dan tregua. Pero la seriedad ha dado paso al ser pragmático y algo reservado. Usando la lógica hasta las últimas consecuencias."Rober, ¿cómo no te voy a atropellar si voy a una velocidad incalculable?".Y también a ser guasón y a morirse de risa con todo. De mayor será futbolista o amo de su casa,tener un montón de monedas le da igual.Y seguirá pensando qué va a hacer cuando se jubile de portero del Valencia, ¿poner un quiosco, quizá? Muy amigo de sus amigos, nietísimo de su abuelo e imprescindible para sus papás y hermanos. Estoy tan, tan orgullosa de él que me da verguenza enseñarle esto que he escrito. Y, hoy, de nuevo, "mamá, ¿me acuestas?".

miércoles, 24 de octubre de 2012

La salida del colegio

Casi todos los días llevo y recojo a los niños del colegio. La mayoria de las veces los espero detrás o pegadita a la verja. Pero en alguna ocasión, entro y me quedo al lado de una columna del porche contemplando la salida y me encanta. Es como una coreografía, millones de colores de distintos tamaños, se cruzan casi sin percances. Niños altos, bajos, feos y guapos, sucios y recién peinados, oliendo a colonia y a pis. Pero todo con su ensayo previo. Salen los pequeñitos de infantil, una clase, dos, tres, comienza el barullo, "mami", "mamiiiiiii", baja alguna clase se primaria, con una profesora a la cabeza y casi ningún niño fuera de la fila, luego siguen saliendo niños de cuatro o cinco años, alguna clase a la que estan llamando al orden se retrasa y... comienza el espectáculo, filas y filas de niños con una profesora al frente, baja segundo, cuarto B, algún sexto y llegan las profesoras de la guardería de la tarde y los profesores de las extraescolares, y sale un tercero y se abre la puerta del "chaletito" (dicese del aula prefabricada del patio, muy querida por los niños por su cercanía al rrecreo) y salen niños, y niños y niños. Y suena música, Mozart, Shakira, .... No se oye llorar. Se oyen risas y regaños y notas, y madres y padres y hermanos y tatas, y abuelas y carritos y niños y profesoras y meriendas y olvidos de chaquetas y colores y colores y colores Me encanta verlo, me emociono al verlo. ¿Es por la vida?, ¿es por las posibilidades?...qué más da.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Ego

Ego, qué palabra más fea. Narcisismo, peor aún. Ego, ego, egoísta, egocéntrico, ergonauta?, mejor, egonauta. Aquel que viaja subido en su ego, todo por mi y para mi. Yo lo merezco, porque yo lo valgo, y, además, va en los genes. Los egogenes. Cuanta fuerza produce el ego. Lo difícil lo alimenta, las metas y los desafíos lo vuelven eenoooorme. Pero el ego te hace fea, y a veces te hace engordar porque el estress que provoca te hace comer chocolate. Pero hay lugares anti-ego. Hay personas aegoicas. Hay diversiones solo para los antiego. Si no tienes que salvar a nadie de nada, si no tienes que remediar el sufrimiento de todos, si no tienes que tener hijos felicísimos, si no tienes que...nada. A lo mejor puedes estar. Ver. Esperar. No querer correr. Mami, métete en la cuna conmigo. Mami, juega a lo de los trenes. Ro, una cervecita? Ro, anda, sonríe. El ego no me deja escucharlo bien :(.

viernes, 31 de agosto de 2012

1,2y3

A la Escuela Infantil 1,2y3. Eso, 1,2 y3, como mis niños. Unos tras otro, muy pequeñitos. Han estado allí como en su casa, incluso diría que a veces mejor que en su casa, bueno, en realidad ha sido su casa, su segunda casa. Como llamar si no al sitio donde vives y te conocen desde casi que naces, bueno, sin el casi. Donde te cuidan , te consuelan, te cantan, te limpian, y, sobre todo te conocen y te quieren un montón. Un día, unos padres recién llegados buscaban un sitio para compatir el cuidado de un bebé, padres que miraron y remiraron y buscaron hasta que se sintieron seguros de que “su niño” estaría bien. Y así fue, esa vez y las otras dos que le siguieron. Niños serios, con carácter, dulces y tranquilos, retadores y cabezotas, cada uno como si fuera hijo único. Los libros dicen que el desarrollo afectivo junto con lo vivido y experimentado los primeros tres o cuatro años son fundamentales, y aquí viene nuestro agradecimiento, por habernos cuiado a los niños y a nosotros, por habernos tranquilizados, por habernos hecho mucho más fácil todo. Por haber pensado juntos, por habernos reído un montón, por haber charlado tanto con nosotros y por no habernos sentido solos a pesar de tener la familia lejos. Muchísimas gracias a Sandra (no te puedes imaginar cuanto), a Gema y a Laura, a Eva, a Encarna y a Sara, a Macrina, y por supuesto a las que , aunque ahora esté por otros lugares, compartieron estos años tan importantes con nosotros, a Reyes, a María, a Encarni, a Diana, a Paola. Un beso enorme (¿será posible que esté llorando?). Pero no os librareis de nosotros, os debemos una visita cuando Javi entre en el cole y otras más, cada vez que podamos para que sigamos compartiendo lo guapos, listos, inteligentes y buena gente que son nuestros niños.

domingo, 26 de agosto de 2012

Tengo una amiga...

...una vieja amiga llamada Neuro Tica. Por eso me dedico a la "neuro", a ver si la curo. Es una pesada, pero entrañable. Pero muy inoportuna, y pesada, pesada. Por eso me pongo a dieta, a ver si adelgaza y la veo menos. Es entrañable porque nos conocemos desde hace muuuuuucho, muuuuucho (muuu, como La Vaca Lola que hace muuuuu). Viejas amigas que ya nos vemos venir. Y protestar, y desconfiar, y renegar y ser bordes. Con alcohol, poquito, o pastillas, poquitas, se va a dar una vuelta y yo descanso, y ella de mi. Porque a veces no la soporto. Y cuanto menos la soporto más pesada e insistente es. Así que tendré que aprender a quererla tal y como es. A lo mejor se tranquiliza y se convence de que siempre estará conmigo y deja de angustiarse y de ser pesada. Creo que tendré que buscarle una ocupación. Con un horario muy estricto. Solo de diez a dos de las mañanas de los dias laborables. Para tener, tardes, noches y fines de semana libres.

Estoy buscándome.

En algún momento me perdí y no sé cuando fue. El caso es que me busco y no acabo de encontrarme. Me busco en mi trabajo, en lo que hago y como lo hago y si lo hago bien o mal o, o,o,... Me busco en mis hijos, si son o no son felices, si les traumatizo, si les tranquilizo,si repetirán mi historia, si, si, sii... Me busco en mis amigos, se acuerdan de mi, me extrañan, les aburro, les canso, les, les,les.., Me busco en mis residentes, podría enseñarles más, enseñarles mi experiencia, como me ven, soy "guay, les sirvo de algo, soy como ellas, son como yo... Me busco de pequeña, la alegría de la cada, la tata patata, la tonta de las coletas, vacaciones, Madrid, colegio con uniforme y trenzas, dormir en el salón, en medio, en medio, casa de 60 m... Me busco en mi chico, me quiere, no me quiere, me quiere, no me quiere... Y me busco en mis aficiones, leer, cine, bailas, hablar, charlar, reír ....y porqué hace tanto que practico tan poco. Me pierdo y cuando me olvido de estar perdida me encuentro, y soy yo. Pero se me vuelve a olvidar y me lleno de otros y me pierdo. Qué más da, borde, atontada, inocente, neurotica,hiriente, cobarde y valiente, rosa y roja, flaca con cerebro de rellenita, ... Y en este blogg escribo lo que quiero, "pasa algo?".

viernes, 17 de agosto de 2012

Confusion

Borde: tímida, Criticona: envidiosa, Impaciente: angustiada, Autosuficiente: Insegura, Plasta: sola, Fría: demasiado sensible, Controladora: neurosis, Tensa: falta de descanso, Rigidez:miedo. Obsesión por no repetir el pasado: no podría saber cual es tu presente. La tonta de las coletas, el solete de la casa,... "las miradas siempre dicen,mucho mas de lo que cuentan... Observar atentamente y casi siempre se acierta".

domingo, 17 de junio de 2012

Me he comprado un bikini...

..con los colores de la bandera del orgullo gay. Yo pensé que era muy "brasileño", "un bikini salsero", y no me había dado cuenta que era un bikini de color arcoiris. Pero no es una casualidad pues estoy muy orgullosa, comenzando por haberme comprado "ese" bikini y por haberlo estrenado. Por haberlo llevado a la piscina donde mi hijo mayor está enseñando y quitándole el miedo a nadar al mediano y donde el pequeño va todo orgulloso "en pelotas" haciendo pis por todos los árboles. Por haber ido antes a una fiesta a la escuelita de Javi donde nos aprecian y nos han cuidado mucho y a la que estoy muy orgullosa de haber llevado a mis hijos. Y orgullosa de que todo acaba con un: "mamá t'a contenta" porque "si viene negra tempestad, reír y cantar y bailar".

miércoles, 13 de junio de 2012

House MD. Todo el mundo miente.



Quería escribir unas líneas sobre esta serie que ayer se acabó de emitir. Me ha gustado tanto y la he seguido durante tanto tiempo que no quería dejar de escribir al respecto.
Siempre me han gustado las series de médicos, desde los años 80, cuando veía una que se llamaba "Hospital" (Saint Elsewere), donde actuaba Dezel Washinton, pasando por Urgencias (desde el capítulo 1), Scubs, Anatomía de Grey, Diario de una Doctora,... (no logré engancharme con Hospital central). Pero House las gana a todas.
Por un lado está el aspecto físico, alto y delgado, con ojos azules y canas, en forma y con vaqureos y zapatillas de deporte....(estar en la cincuentena no tiene por que no ser el mejor momento de una persona).
Por otro, el caracter y la personalidad, muy seguro de sí mismo, conocedor del dolor y de las bajas pasiones del ser humano, sincero, racional, muy inteligente, vocacional, apasionado y nada convencional.
El modo de vivir la medicina, sin protocolos, con mucha lógica y sin convencionalismos.
Es el amor platónico ideal, por lo menos el mío. Platónico para soñar. Exigente, perspicaz con los mínimos detalles, déspota y muy humano en sus debildades.
Luego está el planteamiento de los casos clínicos, a mi siempre me apasionó Conan Doyle.
Y además, pues estaba Chase (a pesar de lo rubio y guapo que era).
No me extenderé con ningún capítulo en concreto, aunque hubo temporadas mejores que otras. Una mención especial a la música. Los guiones, el gusto por los detalles, el humor sutil y el refinamiento. Huyendo del mal gusto y lo obvio.

Ya veis que me enamoré de House y que lo echaré de menos.

lunes, 11 de junio de 2012

No es tan importante.


No es tan importante.
Dar la importancia justa a las cosas, eso es un arte. Cuanto de importante es el vestido para una cena, cuanto tiempo se invierte en buscar, probar, comprar.....¿una semana?, ¿diez minutos?, depende del tiempo del que se disponga y lo que una quiera poner en esa cena, un contrato, una aventura, caer bien a todos, lucir tipo o hacer la vida imposible a alguien.
Cuanto de importante es el que tu hijo se lave los dientes, ¿son sólo los dientes o es tu caché de madre lo que se está lavando?, ¿es una caries o tu inseguridad o tús ganas de control lo que está en juego?.
Cuan de importante es un puesto de trabajo, ¿es el dinero?, ¿es el miedo a buscar sitios mejores?, ¿el prestigio de estar entre los mejores aunque nos aburramos soberanamente? .
Cuanto de importante es una pelea entre hermanos, ¿es el miedo acabar en el hospital con puntos?, ¿es el recuerdo de tu infancia donde peleaban otros?, ¿es el cansancio del trabajo? ¿o es el miedo a ser una madre normal que no tiene recursos para todo? ¿o es que no se tiene otra cosa que hacer?
¿Qué hay detrás de todo lo que nos parece muy importante? La disciplina, el orden, el trabajo de los demás, las fiestas familiares o sociales, las oposiciones, las residentes, los adjuntos, los jefes, los maestros, los compañeros......
Javierito se rie cuando a mi se me pone cara de madre importante.


viernes, 25 de mayo de 2012

Loca

Loca:
Estoy loca o tengo un momento de locura. Es cómo el ser y el estar, aunque en inglés da lo mismo. Claro, que también puede ser una variante de la normalidad y revindicar que mi locura es una manera de ser.
El término enferma metal no me gusta, aunque quizá le quita la connotación romática de la locura y centra el tema en el malestar. El caso es que siento opresión en el pecho y ansiedad, estoy “muy activada”, incluso me dicen que sólo de escucharme produzco cansancio (supongo que no por aburrida, sino por exceso de actividad).
¿Será adicción al café?, el caso es que me hace el efecto paradójico de serenarme. ¿será imposibilidad de decir “no”?, ¿”no a quién”?, a la lavadora, a los grupos, a planificar la casa, al trabajo, al jefe, al subjefe, a las amigas, a las ciberamigas, a las examigas, a los compañeros….
El caso es que Javierito está muy nervioso, me temo que será TADH, listo y guapo, pero TADH, y a Roberto le duele la cabeza para no desayunar, ¿a lo mejor es un virus que hay en casa?
Y ayer se habló de cometer locuras, y yo me quiero ir sola, no sé a donde, poco tiempo porque dependo de mis chicos, de los cuatro, a los que quiero un montón.
Necesito estar conmigo. No pensar.
A Guille le pregunto: ¿no te cansas de oir a mamá repetir lo mismo siete veces? Y me dice que sí y nos reimos, ya sé y saben que la paciencia no es una de mis virtudes.
Antes me gustaba leer autores ingleses del siglo XIX, transmitiendo calma, sosiego, ejercicio intelectual pausado. Pero ahora estoy “tan activada” que sólo se leer en diagonal.
Me quiero ir sola, pero me temo tendría tiempo de seguir `planificando y controlando y…
Ufff, ¿se me acabarán las pilas algún bendito día?

NOTA: el caso es que a veces me dicen que soy serena y calmada…..y me muero de la risa.

viernes, 11 de mayo de 2012

Extraescolares.

Extraescolares.  Útiles o placenteras?, inglés o fútbol?, escalar o bailar?, cambiantes cada curso o llegar a ser cinturón negro de karate? Yo voy a chino porque va ese chico tan interesante y luego me convierto en traductora de Naciones Unidas.   Yo nadé sin vocación pero me fue útil, bailé sin talento pero con muchas ganas, y discutí imtrminablemente porque se me daba  bien pero agotaba a los demás.  Y ahora?  Intentando hacer de lo obligatorio una extraescolar. Y de la extraescolar lo obligatorio. El caso es debatir interminablemente. 

jueves, 19 de abril de 2012

Conexiones.

Conexiones:  He comenzado a seguir una serie en televisión. Se llama Touch. Cuenta la historia de un niño autista y de su padre        Pero resulta que este niño es capaz de entender las conexiones numéricas existentes el mundo, pero como no habla, su padre es su ayuda para que en el mundo ocurra "lo que deba ocurrir", encuentros casuales entre la gente de todo el mundo que les cambia la vida.  Me parece tan bonito. No es el destino, no es la casualidad, es un orden que si se reconoce y se respeta, va a favor de todos. Si no se logra, pues se pierden oportunidades únicas que cambian la vida.  Eso es lo que me gusta. Favorecer el cambio. Cambiar. Vivir. Siempre en movimiento. Como el mundo.  No existe el "como toda la vida". Si te metes dentro de la ola, la tienes a tu favor.  Hace dos dias volvieron a San Juan unos amigos que cambiaron. Se fueron con sus hijos a Francia. Cambiaron todo, idioma, casa,  trabajo. Salió bien. Ahora piensan en un nuevo trabajo. Un negocio original.  Me sentí tan estancada a su lado.  Y aquí estoy, autista entre un montón de neuropediatras "de pro" y de neuropediatras franceses. Pensando en un millón  de cambios para mi consulta.  Todo esta conectado.  (habéis notado cuantas mujeres se han cortado el pelo últimamente). 

martes, 10 de abril de 2012

5 niños en casa. Terapia de grupo.

Unos amigos se han ido a descansar unos días y han dejado a sus dos hijos a nuestro cuidado. Hoy los recogen y espero que se repita la experiencia. 5 niños de entre 2 y 10 años. Chicos y chica. Podrían tener todo tipo de etiquetas. De alta demanda, hipeactivos, con déficit de atención, superdotados, virtuosos, negativistas desafiantes, con fobias.. Todos con todas las etiquetas y todos con ninguna, pues todas han desaparecido. Se ha ido al ritmo del más pequeño sin que los mayores pierdan interés, hemos contado miedos e ilusiones, se han cambiado rutinas y se han improvisado soluciones. Hoy todos se querían quedar juntos un día más. Y los conductores del grupo, pues se han agobiado, se han cansado, han aprendido y han disfrutado. Más recursos, menos miedos y más confianza. También hemos dicho, ¿porqué no unos días más?

jueves, 29 de marzo de 2012

Razones para una huelga

Puesto que soy una analfabeta en economía y una ignorante en geografía política mis razones para estar de huelga son mas de andar por casa, de andar por mi casa y por mi trabajo. Me gusta el colegio de mis hijos, me gusta que sea pequeño y esté cerca, que hagan asambleas y se voten proyectos, que no haya niños perfectos sino reales, que haya comisiones de convivencia y que se conozca a los niños por su nombre. Que se explique la historia del día de la mujer trabajadora y que haya religión y alternativas. Que sea un colegio imperfecto que pueda mejorar y no empeorar. Que las profesoras sean reivindicativas pero que no sean maltratadas para que cuiden de mis hijos. Que se cuide algo de valor incalculable. Y me gusta mi trabajo, aunque proteste tanto. Que me gusta atender niños sin saber si tienen o no seguro y pensando que el tratamiento que necesitan se les dará a todos. Sean antiepilepticos, logopedia, atención temprana, aspirinas o terapia ocupacional. Llevo tres meses poniendo cara de circunstancia cuando tengo que decirles que ya no se financian la mayoría de esas prestaciones. Odio decir que...es por la crisis. Pues por eso estoy de huelga. Besos y mucha suerte.

domingo, 25 de marzo de 2012

Y si...

Siguiendo con mi objetivo de remodelamiento cerebral, haré unos cuantos ejercicios antes de dormir un rato de siesta: -Y si tengo un trabajo no ideal en el que trato con niños y a veces ayudo a los padres? -Y si mi pelo finito y no liso queda bien para el corte de pelo que me gusta? -y si mis tres no-hijas me tienen totalmente admirada y atontada? -y si mi chico me intenta entender pero me zarandea para que le cuide y nos vaya bien? -y si mis padres-arruina infancias me llaman por teléfono, no me controlan, me ayudan en lo que pueden y adoran a sus tres nietos? -y si tengo amigas a las que cuento que me siento sola? -y si no puedo leer porque tengo que contar cuentos o jugar con mi iPhone? -y si estoy tan cansada que me voy a ir a Paris para descansar? -y si estaba tan gorda que ahora me encanta llevar mis Pepe-jeans y lucir palmito? -y si... (esta vez, los puntos suspensivos no son bucles infinitos sino infinitas posibilidades).

sábado, 17 de marzo de 2012

Malas noticias.

Miércoles 14, mi hijo de 9 años se va de excursión, un autobús en Suiza se choca en un túnel y mueren 22 niños de unos doce años que volvían de esquiar con el colegio. Jueves 15, me salto la dieta, digo mentiras, me voy a comer y beber con una amiga y me lo paso estupendamente. Esa noche discusión en casa. Viernes 16, le tengo que decir a unos padres que su hija de 23 meses tiene una enfermedad cerebral por la que se puede morir en poco tiempo. No puedo asegurarles nada. Sábado 17, al llegar a casa, mi hijo de 26 meses se pone a jugar conmigo toda la mañana. De improviso me vuelvo paciente, no me irrita que se caigan cosas al suelo, pienso en poner flores en las ventanas de casa. Esta noche me salto la dieta y tenemos una cita en el salón de casa. Comienzo a planear nuevos proyectos. Seminarios de "pediatria emocional", grupo de acompañamiento de residentes, vacaciones de verano, darme una ducha y dormir para mejorar el cutis. Del mal sale el bien. Del bien sale el mal.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Espontaneidad.

Donde la perdí? De pequeña era una de mis cualidades más festejadas. Qué espontánea, qué ocurrente, qué graciosa. Espontánea era sinónimo de sinceridad, de inocencia, de frescura. Donde perdí parte de ese preciado don? Ahora mido las palabras, mido las reacciones, me arrepiento si hablo demasiado, si hablo sin pensar. Me habré excedido ?, me malinterpretarán? Antes, pero mucho tiempo antes no me importaba descubrir mis cartas, la verdad es que no tenía ninguna tapada. Espontaneidad era ir sobre la marcha. Descontrolarme con ataques de risa. Decir tonterías y mostrar agrado u horror. Ser espontaneomno deja tiempo para liaras en "bucles infinitos". Ahora no se trata de ser imprudente o cabeza hueca. Se trata de recuperar parte de ese don y mejorarlo con la experiencia. Una versión mejorada de mi misma. Confiar en que la mente y el alma se pueden llevar bien si no se tienen favoritismos con ninguno de ellos.

jueves, 1 de marzo de 2012

Esperarme a mi.

Esperarme a mi sin esperar nada. Saber que me enfadaré, que regañaré, que controlaré y que desesperaré. Tolerarme porque todo esto forma parte de mi encanto. Verme y comprenderme y tolerarme. Tratarme con cariño y no con exigencia. No pasa nada, seguiré a mi lado y me tranquilizaré. Seré mi mamá que me mira con benevolencia y paciencia. Un cariñito, despeinar el pelo con una caricia y decir, no te preocupes, mañana todo irá mejor.

miércoles, 29 de febrero de 2012

Esperar sin esperar.

No tenemos el poder de solucionar los poblemas de nadie. No somos la causa de tantos males como creemos. Quizá podemos relajarnos un poco. Pero sí tenemos la posibilidad de acompañar, de estar al lado de alguien sin condiciones, sin esperar resultados.
Asi de fácil. Esperar sin esperar, qué risa.
No van a hacer lo que nosotros pensamos que deben hacer. No van a llamar, no van a tener detalles que consideramos imprescindibles. No van a ir al médicos que sabemos que son los  mejores, no van a venir a los grupos. No van a ser ingenieros o médicos. Van a seguir viniendo a urgencias a las tres de la mañana.
Quiza así no les agobiemos. Quizá así confíen. Quizá así escuchemos el verdadero problema.
Estar disponibles sin condiciones, qué dificil.

miércoles, 22 de febrero de 2012

Diagnosticar antes de tratar.

Hay que ser metódico, primero diagnosticar antes de poner tratamientos sintomáticos que pueden paliar pero no curar e, incluso, empeorar los procesos. Parece que lo que me pasa es una "crisis de mediana edad". He aquí lo que he encontrado por google:

Una etapa necesaria

La aún llamada "crisis de la mediana edad" es ese momento incómodo que puede surgir entre los 35 y los 50 años. Nuestra especialista nos da una explicación: "Es un periodo de crecimiento y de transformación en el que entramos en contacto con el sentimiento de finitud". De pronto nos encontramos frente a una evidencia: no nos queda un tiempo infinito. Esta toma de conciencia puede ser debida a un cambio hormonal, a un aniversario más doloroso que otro, a la enfermedad de alguien próximo… Esa campanita que resuena en nuestro interior es, en la mayoría de los casos, el eco de un cambio externo: puede tratarse de la ida de los hijos, de un cambio profesional, e incluso de una ruptura. "Esta crisis nos afecta a todos, tanto a hombres como a mujeres", precisa Lisbeth von Benedek. Sin embargo, cada uno la vive de forma distinta… Los y las que están muy involucrados en su vida profesional o dependen de los signos externos de éxito pueden experimentarlo de forma más severa que los demás. 

Signos que no engañan

Contentarnos con dejar pasar "la tormenta" resulta muy tentador. Sin embargos, ciertos signos no engañan, aun cuando la crisis se manifiesta de forma específica en cada uno de nosotros. "Generalmente, empieza por un sentimiento de cansancio, de remordimiento, que puede llegar incluso a presentarse en forma de nostalgia", puntualiza Lisbeth von Benedek. Nos pesa nuestra vida profesional, las relaciones pueden estropearse… Como si el rol que hubiéramos asumido hasta ahora dejara de satisfacernos. En términos generales, durante la primera etapa de nuestra vida simplemente cumplimos los roles profesionales, familiares y sociales asignados. ¡Hacemos lo que se espera que hagamos! "En realidad, estos roles estaban eclipsando la verdadera consciencia de nuestros auténticos valores", explica Lisbeth.  

La segunda parte de nuestra vida es más una iniciación a una realidad interior

Asimismo, este viraje puede acompañarse de crisis de ansiedad e incluso de fases depresivas. La transformación no es anodina, de ahí las diferentes sacudidas que podemos percibir. “Se produce una reorganización sin que nos demos cuenta –normalmente– y esto requiere una nueva dinámica”, añade la psicoanalista. Para algunos, da lugar a una profunda reorientación de los objetivos.

Comprenderla mejor

Nuestra vida está marcada por crisis que corresponden a los momentos en los que pasamos de una etapa de desarrollo a otra. Para comprender lo que nos pasa, debemos enterrar nuestra adolescencia y tener el valor de enfrentarnos a nuestras múltiples facetas. “Es una fase de cambio que consiste en plantar cara a dimensiones de nuestro ser que aún no hemos identificado”, recalca Lisbeth von Benedek. La clave reside principalmente en la cuestión: “¿Qué tengo que hacer que aún no he hecho?”. Y también: “¿A qué he tenido que renunciar por dolor?”. Dialogar consigo mismo es imprescindible. Ya sea con un profesional o mostrándose auténtico. Es decir, es momento de hacer un repaso de nuestra vida: se deben poner todas las cartas sobre la mesa y tenemos que prepararnos para descubrir quiénes somos realmente y cambiar lo que se tiene que cambiar.

Implicarse en el proceso

La personalidad es compleja. La crisis de la mediana edad nos coloca frente a nuestras contradicciones. Hemos superado la primera parte de nuestra vida buscando el reconocimiento de los más allegados y de nuestros iguales. Es hora de empezar de nuevo: esta vez, ya no se trata de nuestra imagen social, sino de nuestro ser profundo. ¡Más que un simple cuestionamiento, la crisis de la mediana edad es una oportunidad de crecimiento que nos permite sacar partido de nuestro talento y de nuestras recién estrenadas competencias!

Lisbeth von Benedek, doctora en psicología y psicoanalista.


¿Será esto?
Ahora hay que bsucar el tratamiento.

viernes, 17 de febrero de 2012

Un ataque de dramatismo.

Ayer me dio un ataque vocacional. Pensé que había que dar un cambio radical a algo, a mi trabajo, a mi vida. Había que tomar una decsión extrema, me urgía saber qué hacer, que los demás me dijeran qué veían en mí. Cambiar, cambiar, cambiar. ¿Qué me gusta?., ¿qué me motiva?, ¿qué es lo que mejor hago?. Y, como en una telenovela, dejarlo todo e irme lejos a encontrarme conmigo misma. Sólo se me ocurrían soluciones drásticas y con efecto.
Y qué pasó, que me fui a la cama  y ya sabemos el efecto terapéutico del sueño, ordena ideas, repone energías, se descansa. Hoy me siento aliviada, los cambios drásticos me asustan. Habrá que ir de manera pausada, meditando y con sentido común. Comenzar con pequeños cambios, quizás más horas de sueño, quizás aprender más cosas, pensar en los beneficios materiales de mi trabajo (dinero, horario, amigos) mientras valoro otras posibilidades. Pararme a escucharme a mí, a ver qué veo yo en mí, a sentirme a mí y, depaso, les ahorraré tiempo y paciencia a mis amigos.
De momento toca ir a Madrid e intentar ir al cine, me parece un buen comienzo.

lunes, 13 de febrero de 2012

Cenicienta.


Sábado por la noche, de repente todo desaparece. Los horarios, las prisas, los enfados. Llegamos a la verja donde ya hay coches aparcados y entramos en un jardincito con fuente y luces.
La casa está iluminada y nos reciben en la puerta. Nos invitan a sentarnos y nos dan cava rosa dulce. Y todo comienza. Los platos uno a uno muy cuidados. Las parejas y los grupos que nos rodean charlan muy animados. No hay prisas ni malos humores. Se oyen muchos idiomas. Nos llenan las copas de vino y nos hablan de las escamas de patatas que cubren la lubina y de los pétalos que también se comen. Y hablamos y recordamos y nos reímos y criticamos y cotilleamos y planificamos. Luego los postres...ummmmhhh. Fresas y chocolate. Y vemos al chef muy tímido y contento porque todo sale bien. Nos viene a saludar y a preguntar cómo lo hemos pasado.
Suenan las 12. Nos tenemos que ir. Vuelven los niños, los despertares nocturnos y el mundo real. La casita ya no está.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Un beso Adrián.

Odio cuando un compañero dice moviendo la cabeza "es lo mejor que le podía pasar", y a lo mejor puede que tenga razón, pero me da mucha rabia.
Hay familias que quieren a sus hijos tal y como son, da igual que no hablen, que no se muevan o que convulsionen. Hay familias que cuidan a sus hijos hasta el infinito y que les protejen y les ayudan a crecer según sus posibilidades. Hay familias que son capaces de comunicarse de las maneras más inverosímiles posibles y que disfrutan con sus otros hijos de un niños con dificultades.
Por eso, cuando estos niños dejan de vivir, no sé yo si es lo mejor que les podía pasar.
Ver a una mamá, de "las pesadas" de la consulta, mecer el cuerpecito de su niño, es una lección de vida.
Un beso Adrián.

lunes, 6 de febrero de 2012

Hacerse cargo de las conquistas.

Este fin de semana postrada en el sillón con la cabeza y la tripa protestando de tanto pensar y hacer dieta, me ha hecho reflexionar sobre lo que tengo y lo que quiero. Siempre deseando, cambiando, buscando. Inquieta. ¿por qué no otro trabajo?, ¿por qué no otra casa?, ¿por qué no una niña?, ¿por qué no volver a Madrid?. Punto final. Ha llegado el momento de hacerse cargo de las conquistas realizadas. Me da mucho miedo pero tengo que hacerme  responsable de elllas. Mientras se buscan otras cosas no hace falta hacerse cargo de lo que se tiene. Si se buscan más niños no se puede disfrutar de los que se tienen. Si se busca otra casa no puedo pintar o arreglar o redecorar la que tengo.
He estudiado, me he examinado, he sido R1, me he enfrentado al primer día de adjunto, he cambiado varias veces de trabajo, ¿por qué no disfrutar de ello?.
Dar como responsables de mis conquistas a los demás no me deja ser responsable a mí. Tampoco me deja disfrutar de ello. Estudié porque en mi familia se hacía eso, aprobé porque no era tan difícil, hice pediatría por la nota del MIR, vine a Alicante por Luis, me contrataron porque no había otra en ese momento, fui a los grupos por el destino, mis niños son así por que se parecen a su padre y así hasta mil.
Pués creo que estos van a ser los deberes para estos días. Asumir mis conquistas. Con todas sus consecuencias. Con sus fallos y, por fin, sus disfrutes. No hay que escurrir el bulto.
Como dice el anuncio. "Porque YO lo valgo".

lunes, 30 de enero de 2012

The Osho Experience

Estando yo en mis cosas, es decir, pensando y pensando, oposiciones, trabajo, niños, futuro, amigos, etc. Se me ocurrió preguntar al destino "qué iba ser de mi vida". Y, el destino, me contestó en forma de carta del tarot en una página completamente fiable y científica de internet. He aquí la carta y la explicación: LA FUENTE: El Zen te pide que salgas de la cabeza y vayas a la fuente básica... No es que el Zen no sea consciente de los usos de la energía en la cabeza, pero si toda la energía se utiliza en la cabeza, nunca vas a tener conciencia de tu eternidad... Nunca vas a saber, a modo de experiencia, en qué consiste ser uno con el todo. Cuando la energía está precisamente en el centro, vibrante, cuando no se desplaza a ninguna parte, ni a la cabeza ni al corazón, sino que está en la misma fuente de donde el corazón la obtiene, vibrando en la misma fuente, esto es el verdadero significado Zazen. Zazen significa ubicarse simplemente en la propia fuente, sin moverse a ningún lado: surge una fuerza tremenda, una transformación de la energía en luz y amor, en una vida más grande, en compasión, en creatividad. Esto puede tomar muchas formas, pero primero tienes que aprender a permanecer en la fuente. Entonces la fuente decidirá cuál es tu potencial. Puedes relajarte en la fuente y va a llevarte a tu verdadero potencial. Osho The Zen Manifesto: Freedom from Oneself Chapter 11 He sacado en claro lo primordial: NO pensar. Lo de la fuente, pues no sé. Será lo del eje de la vida que descubriré el jueves en el taller de escritura?, será una fuente de verdad en algún hotelito con SPA?, como diría la canción "que será, será??? "

sábado, 28 de enero de 2012

Mi niña

He cumplido 40, tengo tres cesáreas, he hecho dieta para ponerme estupenda, estoy a punto de tener plaza fija no sé en donde, me va bien con mi chico, descubro nuevas posibilidades en la escritura, en los grupos, conozco gente nueva, me gusta mi trabajo, peeeerooooo tengo un pensamiento recurrente: y mi niña? Tengo tres chicos sanos, fuertes, muy distintos, llenos de cosas buenas que quiero descubrir, muy buenos chavales que dejan entrever hombres de bien, que disfrutan de la vida con todas sus emociones, buenas y malas. Que me hacen mirarme en un espejo todos los días y decir aquello de: más paciencia, menos gritos, más juego, menos lavarse los dientes... Pero, y mi niña? Es muy injusto desear que tú hijo sea algo que tú quieres, y mucho más desear que sea físicamente de alguna manera, es decir, niña. Niña de pelo fino y rizado, loca y payasa, que les tome el pelo a sus hermanos y que le gusten los trajes de flores. Con quien jugar a las Monster High, a quien regañar cuando se pinte, a quien peinar o hacer coletas. Quiero verme a mi de pequeña, con una familia distinta, quiero tener una muñeca a la que cuidar. Vaya por dios, está claro que el destino es sabio y me ha dado tres niños. Se quiere lo que no se tiene, pero yo he aprendido a disfrutar de la maternidad con la práctica, y ahora Javi ya tiene dos, dos enormes años,llenos de actividad y curiosidad. Y Guille ya se deja el pelo largo y Roberto ya gana al ajedrez a los de tercero de primaria. Es un duelo?, es una despedida?, es un quizá?. Tengo mucha suerte con lo que tengo. Tengo mucho miedo de que algo vaya mal. Quiero disfrutar de verlos crecer, irnos de viaje, enseñarles algo del mundo. Pero hoy huevo a pensar..., y mi niña?

martes, 24 de enero de 2012

Intento no pensar.

Intento no pensar y no puedo. Me falta un cromosoma Y o me sobra parte del X. Me gustaría decir, vale, ya está. A lo mejor si pensara más, mucho más en el sexo, me llenaría la cabeza y no tendría hueco para darle vueltas a otras cosas. Pesar lo que dije, cómo lo dije, qué se me entendió, lo que quise decir y no dije....,ves?, decir ahora"ya está" sería taaaan agradable. Qué contrariedad ser impulsiva y neurótica a la vez. Si fuera discreta me iría mejor. Si no me giraran tanto las neuronas también. Ser impulsiva, apasionada y no tener remordimientos. Qué buen ejercicio para esta semana.

domingo, 22 de enero de 2012

Amigos.

Cuantos amigos se pueden tener?, dos?, seis?, un millón de amigos (como dice la canción)? Yo tengo una amiga, mejor amiga, que vive lejos. Es incondicional , solo tengo que ser yo para que todo vaya bien. Aquí tengo tres con las que disfruto mucho intentando relacionarme, pero el tiempo nos falta y lo agradable dura poco. Hay amigos del pasado que resurgen de vez en cuando y está muy bien. Me recuerdan quien he sido y me dura hasta que volvemos a vernos. Pero hay otros con los que sufro, con los que no sé como hacer para ser tenida encuenta. Que se olvidan de lo que me pasa. Que les incomoda que tenga niños pequeños para hacer sus planes. A los que echo de menos por los veo a diario. De los que creo que se volverán a olvidar de mi si no estoy pendiente. Es mi problema?, es el suyo? No lo se pero me siento sola. Hoy me ha salido un desahogo.

jueves, 12 de enero de 2012

Un momento.

La delicadeza de una pregunta. Lo inesperado de un comentario en un momento de inquietud. Alguien que te cuida sin pedirlo. Un hechizo que dura unos minutos. Un instante de enamoramiento.

martes, 10 de enero de 2012

Hermanas.

En mi familia todos estamos un poco locos. Bueno, como en todas las familias, supongo. Durante mucho tiempo pensé que era un motivo de distinción, de singularidad. Soy "importante" porque en mi casa tienen "problemas importantes". Haber conocido "casa de reposo" o unidades de desintoxicación a edades tempranas marca estilo. Pero en mi familia había personas que pasaban más desapercibidas, precisamente por ser mas sanas. Vivían su vida, procuraban ayudar en lo que podían y no se metían en neurosis infinitas ni pretendían curar a todo el mundo. Por supuesto que tenían problemas y sufrían, pero de manera más humilde. Pero en el fondo, eran mucho mas valientes que los demás, salieron al mundo de las vida extrafamiliar sin mucho problema. Se fueron a otros pueblos, convivieron con personas de difícil trato, viajaron a otros países, cambiaron de domicilio y formaron una familia distinta. Se atrevieron a no pensar como papa y mama, apostaron por un marido distinto y de momento les va muy bien. Mi hermana mayor hizo eso y mucho más. Yo estaba deslumbrada por dos hermanos listísimos y atormentadisismos. Y es mi hermana, precisamente la mas sabia de todos. Con el mundo por montera y sus tres niñas, se atreve a hacer lo que a ella le parece bien. Se que me cuida y que está pendiente de mi. Y la quiero un montón. Muchas felicidades.

miércoles, 4 de enero de 2012

A mis queridos Reyes Magos:

Sí, sí, mis queridos Reyes, que me conocéis desde hace tanto tiempo. Que conocísteis a mis abuelas y a mis padres, que subísteis a la casa de Sevilla o que tuvísteis el detalle de adelantar vuestra venida a la calle José del Hierro el día 31 para que nos pudíeramos ir de vacaciones. Que sepáis que vuestra fiesta es la que más me gusta de las Navidades (aunque me queje de lo que estáis malcriando a mis hijos y de que ya no tenemos mas sitio.....). Me acuerdo de todo lo que nos hemos reído, de cuando os disfrazáteis de mil cosas (kunfus, bailarinas, payasos, ciclistas, etc...)y de cuando corrían malos tiempos y apenas pasábais de puntillas.
Yo no he sido demasiado buena, me he enfadado, he dejado sin recoger, no he acabado los deberes, me he quedado dormida, no he cocinado, no he ayudado todo lo que debía.....y seguro que alguna otra cosa mal habré hecho. Algo bueno también puedo poner, he intentado portarme bien con mis amigos, me he lavado los dientes y duchado todos los días. He aprendido muchas canciones y jugado al ajedrez.
Me gustaría que pudiérais seguir viniendo y que conociérais a mis hijos y a los hijos de mis hijos y a los hijos de los hijos de mis hijos y a los.....
Me gustaría que no se me olvidara nada de nada y que pudiera recordar todos los momentos emocionantes de mi vida (buenos y malos), que pueda seguir jugando y aprendiendo y que pueda seguir dando besos a diestro y siniestro a mis chicos. También quiero una casa más grande y un pijama.
En resumen, y como ya os he dicho a algunos: salud, amor y pesetas...lo demás son puñetas.
Besos: Ro.