jueves, 19 de abril de 2012

Conexiones.

Conexiones:  He comenzado a seguir una serie en televisión. Se llama Touch. Cuenta la historia de un niño autista y de su padre        Pero resulta que este niño es capaz de entender las conexiones numéricas existentes el mundo, pero como no habla, su padre es su ayuda para que en el mundo ocurra "lo que deba ocurrir", encuentros casuales entre la gente de todo el mundo que les cambia la vida.  Me parece tan bonito. No es el destino, no es la casualidad, es un orden que si se reconoce y se respeta, va a favor de todos. Si no se logra, pues se pierden oportunidades únicas que cambian la vida.  Eso es lo que me gusta. Favorecer el cambio. Cambiar. Vivir. Siempre en movimiento. Como el mundo.  No existe el "como toda la vida". Si te metes dentro de la ola, la tienes a tu favor.  Hace dos dias volvieron a San Juan unos amigos que cambiaron. Se fueron con sus hijos a Francia. Cambiaron todo, idioma, casa,  trabajo. Salió bien. Ahora piensan en un nuevo trabajo. Un negocio original.  Me sentí tan estancada a su lado.  Y aquí estoy, autista entre un montón de neuropediatras "de pro" y de neuropediatras franceses. Pensando en un millón  de cambios para mi consulta.  Todo esta conectado.  (habéis notado cuantas mujeres se han cortado el pelo últimamente). 

martes, 10 de abril de 2012

5 niños en casa. Terapia de grupo.

Unos amigos se han ido a descansar unos días y han dejado a sus dos hijos a nuestro cuidado. Hoy los recogen y espero que se repita la experiencia. 5 niños de entre 2 y 10 años. Chicos y chica. Podrían tener todo tipo de etiquetas. De alta demanda, hipeactivos, con déficit de atención, superdotados, virtuosos, negativistas desafiantes, con fobias.. Todos con todas las etiquetas y todos con ninguna, pues todas han desaparecido. Se ha ido al ritmo del más pequeño sin que los mayores pierdan interés, hemos contado miedos e ilusiones, se han cambiado rutinas y se han improvisado soluciones. Hoy todos se querían quedar juntos un día más. Y los conductores del grupo, pues se han agobiado, se han cansado, han aprendido y han disfrutado. Más recursos, menos miedos y más confianza. También hemos dicho, ¿porqué no unos días más?