viernes, 28 de septiembre de 2012

Ego

Ego, qué palabra más fea. Narcisismo, peor aún. Ego, ego, egoísta, egocéntrico, ergonauta?, mejor, egonauta. Aquel que viaja subido en su ego, todo por mi y para mi. Yo lo merezco, porque yo lo valgo, y, además, va en los genes. Los egogenes. Cuanta fuerza produce el ego. Lo difícil lo alimenta, las metas y los desafíos lo vuelven eenoooorme. Pero el ego te hace fea, y a veces te hace engordar porque el estress que provoca te hace comer chocolate. Pero hay lugares anti-ego. Hay personas aegoicas. Hay diversiones solo para los antiego. Si no tienes que salvar a nadie de nada, si no tienes que remediar el sufrimiento de todos, si no tienes que tener hijos felicísimos, si no tienes que...nada. A lo mejor puedes estar. Ver. Esperar. No querer correr. Mami, métete en la cuna conmigo. Mami, juega a lo de los trenes. Ro, una cervecita? Ro, anda, sonríe. El ego no me deja escucharlo bien :(.