jueves, 20 de junio de 2013

Gracias. Colegio Lo Romero.

Después de una fiesta como la de ayer se me vienen un montón de pensamientos, emociones y recuerdos a la cabeza. Se trata de un cole de andar por casa (con todo mi cariño), con unas profes de andar por casa. Es decir, que los niños están como en casa, en su casa y las mamás también. A veces me asalta la duda de si sería mejor un cole con más medios económicos, o con más posibilidad de idiomas o con más...¿más qué?...pero eso es una preocupación de madre, no de niños. A ellos les preocupa que les cuenten historias, que les disfracen y les pinten, que les animen a conocer otros paises o que aprendan a montar una tienda de campaña. Saben contar los latidos del corazón, saben hacer asamblea y solucionar problemas en común. Saben ir a la biblioteca, al parque y a la playa. Saben no cruzar con el semáforos en rojo y saben y saben y saben......... Y las madres....pues también aprendemos allí, nos “paran” nuestra avidez, sobreprotección y ganas de controlarlo todo. Aprendemos que cómo es posible manejar a 25 en 10 metros cuadrados sin gritar (yo con tres en más metros chillo mucho) y aprendemos cosas de nuestros hijos desconocidas hasta ahora (andá, pero qué bien pinta Javi...). Siempre pregunto qué profesora les va a tocar en el próximo curso, y mira tú por donde, siempre nos han tocado las mejores, y mira que ya conocemos a unas cuantas. Pues por todo eso, muchas gracias de nuevo, por cuidarles, enseñarles y cuidarnos. Por cambiar calzoncillos, iros de granja escuela o llevarlos a la playa, y por …......hacerme sentir orgullosa del cole de mis niños. Besos a todas. (mamás de I5A, ahora si que estoy llorando).