domingo, 4 de diciembre de 2016

Detalles y máscaras

¿Cómo es posible que te digan que eres de la forma más diametralmente opuesta a la sensación que tienes de ti mismo?. ¿Qué es más real?, ¿lo que les haces ver a los demás o lo que tú piensas de ti mismo? Supongo que todo es cierto, y que cada uno cambia y es de forma distinta según con quien esté. El poder que tenemos de que personas tímidas no paren de hablar a nuestro lado, o que personas muy sensibles parezcan frías y distantes al lado de según quien. Ayer se sorprendían de que yo llorara a veces, y yo, que lloro mucho, casi me echo a llorar, pero claro, no lo hice en ese contexto, y volví a parecer insensible. Pero...(como dice Tontxu), "las miradas siempre dicen, mucho más de lo que cuentan, ... observar atentamente y casi siempre se acierta". ¿Se acierta? espero que sí. Pero es una cuestión de educación y elegancia. Miras y descubres muchas cosas, pero como son miradas, siempre puedes disimular que "no has visto", o que "mirabas para otro lado", o se te cae un tenedor al suelo. Y tiene la ventaja de saber y comunicarse sin tener que hablar ni sentirse culpable... Y...como siempre en este blog...también me puedo equivocar....y no acertar...pero, ¿qué más da? Me estoy aficionando a los libros costumbristas, que describen situaciones normales que derrepente se trasforman en apasionantes cuando cada personaje describe su punto de vista, su interpretación de los detalles...y de las miradas. Todos se equivocan y todos aciertan. Solo se ve una parte de la realidad, la de cada uno, "enmascarada" por las influencias que los demás tienen sobre ti. ¿porqué al lado de alguien, te brillan los ojos, te vuelves más guapa y ocurrente? ¿porqué alguien tiene el poder de sacar lo mejor de ti? ¿porque al lado de otras personas te vuelves "frío y distante" pero muy dolorido por dentro? Está bien cambiar el parecer al conocer a las personas, el distraído es la persona más atenta del mundo...pero solo contigo; el tímido te cuenta su vida, pero solo a ti; el hiperactivo deja de mover las piernas cuando le cuentas cosas, ...y así todo se complejiza cuando a su vez esas personas interactúan con otras. Es neurosis o es disfrutar de la complejidad... ...mientras no aparezca la maldita agustia....

domingo, 30 de octubre de 2016

Espíritu de contradicción.

Era necesario volver a escribir. No por afición, ni por querer aleccionar sobre nada. Ni siquiera por contar las cosas que me pasan. Era necesario escribir por salud mental. Porque, al parecer, todo lo que está en mi cabeza, al pasar por mis manos y por el teclado, disminuye de importancia, se hace pequeño y abordable. Soy capaz de distanciarme y vacío un poco el espacio que hay en mi cabeza. Esta vez escribo sobre la exageración y el drama, y el saber convivir con ello y, de manera contradictoria, no darle mayor importancia. Llevo el drama en mis venas, es de familia. Mi padre siempre fue un gran actor. Mi hijo no quiere ir a una excursión y pienso que se droga, mi otro hijo está cansado...¿tendrá leucemia?, tengo una mala guardia y creo que el sistema se desmorona...y aun así no dejan de tener cierto sentido mis temores, lo que pasa es que, por suerte, lo que temo probablemente no vaya a ocurrir ni esta tarde ni mañana. Creo que estoy aprendiendo a convivir con mis exageraciones y no "hacer otro drama de ello". Que los exagerados y teatrales existimos y tenemos derecho a expresarnos. Además, nuestra vida está llena de sorpresas, pensamos que la amistad con alguien es imposible y al minuto estamos quedando como si tal cosa. Pensar lo peor de nosotros y descubrir que hay gente que disfruta charlando contigo. Que si ver la tv te atrofia el cerebro lo hace tan lentamente que ni se nota, que comer nocilla no te mata ni te engorda 200 kg de inmediato, que aquello a lo que tachas de inútiles a veces te ayudan. Y los que confirman tus sospechas...pues te dan la razón. A lo mejor se trata de pasión. Es más bonito decir apasionado que dramático. Lo que no sé yo es si la pasión que no pasar por el cerebro...puede ser "demasiado pasional". ufff....ya me he vuelto a liar.